h


">* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *
">* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *





Los primeros relatos fantásticos nacieron antes de la primavera del 2009, aún con el aroma del invierno triturando hojas dispersadas por el viento...

Todos ellos comenzaron a brotar de modo sorpresivo dejando huellas en el papel y luego anclaron aquì, en esta pantalla que tu lees...

Stella Maris Taboro

Relatos fantásticos te dan la bienvenida......

Donna dentro nelle storie...Noviembre 2009




">* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

jueves, 17 de septiembre de 2009

Un onda sorpresiva.
















El mar se abrió en una boca enorme, un millón de filamentos brillantes salpicaron y cien truenos humeantes anunciaron que el coloso resurgió de su tumba de aguas saladas.

Su cuerpo pegoteado con corales , desafiando todos los oráculos volvió a la superficie. Su fiera mirada endurecida por los fríos estaba dispuesto a enfrentar a ese moustruo que dormía bajo la tierra y que lo había hecho tambalear . Su lengua torpe jadeaba, mientras se deslizaba con dificultad. Lejos en las ciudades , la piel acerada de sus chimeneas se hundían en el cielo.

Las hierbas perdían su color y sangraban las flores al paso del gigante.Ya no estaba atrapado en el agua pero no se podía abstraerse de las ráfagas desplegadas por el viento , ni de las grandes olas con sus lenguas devorando gaviotas , ni del torbellino que martillaban los barcos. Había estado casi muerto, había pasado mucho tiempo.


Ahora veía que el mundo era muy distinto, no existían letras en el papiro, ni los dioses viviendo en el Olimpo,ni siquiera la escritura cuneiforme...

El gigante llegó hasta la montaña cercana a la costa y se refugió en lo que creyó una caverna . Allí, había monjes orando , que no notaron su presencia .

El grupo de monjes parecía, un cúmulo de tulipanes negros inclinados por el viento y convocados alrededor de un fuego que iluminaba tenuemente.

¡El gigante nada entendía! La llama dibujaba sombras movedizas que se enquistaban en la rocosidad casi cobriza , formando jaguares hambrientos.

De pronto las oraciones y salmos entonados crearon una atmósfera de violines,una melodía que no había conocido en los abismos del mar. El coloso sintió un torbellino de enigmas , mientras los cántinos sonaban como suspiros azulados. Mientras tanto un sueño profundo lo envolvió en ese ritual sagrado.

Cuando los monjes quisieron retirarse hacia su ermita,vieron al coloso tendido y relajado. No temieron, pero quisieron transformarlo en algo que viviera eternamente. En un ser eterno, como los días y las noches, como las nubes y el viento, como el rocío y las lluvias , pero que tenga una presencia invisible y sonora. Una presencia que sorprenda e invite a provocarlo una y otra vez más. Allí , entre las montañas y los abismos, alli viviría por siempre.
Una onda ondulada, una onda sonora y escondida . Así nació el eco ...






.

1 comentario:

CANTACLARO dijo...

.

Stella, muy bello este blog y fuente inagotable la hermosa fantasía de tus relatos.

Fuerte abrazo,

Ana Lucía

.

GOYA

Seguidores

Sta Marta

Free Humming Bird MySpace Cursors at www.totallyfreecursors.com

L