h


">* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *
">* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *





Los primeros relatos fantásticos nacieron antes de la primavera del 2009, aún con el aroma del invierno triturando hojas dispersadas por el viento...

Todos ellos comenzaron a brotar de modo sorpresivo dejando huellas en el papel y luego anclaron aquì, en esta pantalla que tu lees...

Stella Maris Taboro

Relatos fantásticos te dan la bienvenida......

Donna dentro nelle storie...Noviembre 2009




">* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

viernes, 18 de abril de 2014

EXTRAÑO BULTO



           Salió   de su casa  y yendo  hacia la capilla  de la Virgen Maria , tropezó con  algo extraño. Estaba envuelto en papel madera.  Laura se inclinó y tomó entre sus manos  ese bulto casi enigmático. No pesaba mucho. Adentro un mundo de historia  contenido en  himnos sagrados, melodías,  ritos y formas magias  que la tradición oral  del hinduismo  agrupó en Los VedasContenían  el saber  de  6000  años  a.C.
           Laura quiso conocer más sobre esa cultura. Buscó una biblioteca  donde haya muchos   libros  de la india. 
En su Ciudad no existía. Su entusiasmo era tal que  decidió viajar  y    usar esa herencia que dejo su tía ELEONORA  , para  llegar a la INDIA.
            Regresó a  su casa y mientras el sol iluminaba su alcoba , preparó la valija.  Un cúmulo de estrellas  brilló en el lugar.  Quizás fue el alma de Laura que se veía  viajando en el cielo inmenso  que unía su país con aquel  de los Vedas.
       En el aeropuerto de Rosario  salían y regresaban  plateados   aviones,   semejando enormes gaviotas .
       Ese día,   por la mañana,   Laura abordó el transporte aéreo hacia el país de los misterios. El viaje junto a la ventanilla,   le permitió tomar  fotografías  de las mil formas  se nubes  y de las ciudades   tan lejanas  , que se veían muy pequeñas.  Así  le pareció que el tiempo volaba mas  rápido.
      Cuando descendió el avión,   LAURA  admiró a   Nueva Delhi  sus avenidas   con verdes distintos de sus 
 árboles .
      Llegó al hotel,  ubicado entre museos . era el  The Imperial, New Delhi.
Un sol  radiante resplandecía  como dándole la bienvenida.  El  Museo Nacional de Gandhi  , la esperaba.

 Pero Laura   se dirigió a la  biblioteca principal  de Nueva Delhi ,  que lleva el nombre de Zenobia escritora y traductora de Rabindranath Tagore al español.

De Los Vedas ,  LAURA quedó  leyendo y asimilando estos versos---


El árbol de muchas raíces
Que se abre al cielo
Con una fronda de frutos rojos
El árbol de la vida soy...
Sólo en mí está la raíz
Que se abre en sus ramas...
Mi propia sangre es lo que restaña
Las heridas en mi corteza...»

y entonces  entendió 
                      que las religiones  tienen una misma esencia ......

domingo, 6 de abril de 2014

La carta

                   Sentada... frente a la ventana que estaba más iluminada en aquella habitación,  Isolda  Devillle  leía: "Cumbres borrascosas".    En la nutrida biblioteca de su padre, su mirada   se posaba en este libro,  tal vez...  porque en aquellos viejos anaqueles, advirtió que el lomo de ese libro, estaba más envejecido  que los demás.             El viento movía la cortina de gasa transparente mientras  
regalaba,  en  la sala, figuras mitológicas que vivían sólo un instante.
      Isolda sentada en el sillón  de rojo paño, estaba  tan compenetrada en la lectura, que no advirtió la presencia de un sobre de papel depositado en el piso de mosaicos antiguos. No llevaba remitente, pero junto  al membrete, un arabesco  rodeaba su nombre: "Isolda",  como si lo acariciara.  
           Cuando el  sol  hirió sus ojos  marrones, ella parpadeó y buscó otro lugar donde sentarse para abrir la carta, lo hizo casi con desesperación, rasgando el papel carta de colo rosa de su interior.
             Los ojos  de Isolda  leían y   releían  aquellas letras, donde la palabra "Franchesco" ocupaba el último renglón. Ella no lo conocía, pero sí su sentimiento  profundo, que florecía en cada línea   de la misiva:
 "Tierna centella, de   tierras  y  mares,    no quieras que el hielo apague el fuego que en mí, has encendido. Abre la ventana de tu alma para entrar  y así poder hacerte feliz. Bajo la piel de tu tierra sembraré las semillas  del  amor. 
Te ví aquella tarde  de abril  a orillas del río  Yuspe y  fuiste un pétalo suave que anidó en mi corazón. Las tormentas  desaparecieron   de  mi vida y un  sendero de nácar se abrió entre tu alma y la mía". 
La carta terminaba  con una invitación,  una cita a las 8 de la tarde  junto a la cascada que decoraba el centro de la plaza principal  de la ciudad de Cuesta blanca...

martes, 1 de abril de 2014

Bajo el álamo plateado.

   En la ladera de la montaña se elevaba  como un   blanco  hongo   una casa que el tiempo llamó :  La cascada.  Allí vivía un pintor,  Juan Valdez,  que coloreaba pinos poniéndoles los matices  del arco iris  y  los sonidos de las calandrias   . Todo era un paisaje de soledad y música .
Nadie llegaba a ese lugar desde que el artista se instalara llevando a la “ Cascada ” , sus pinceles y pinturas
Ni siquiera le interesaba el tiempo que pasaba, porque su entusiasmo por pintar cabalgaba en las horas del cielo . Era un mundo casi celestial que parecía colgar de la luna.
Pero ocurrió una mañana, después de una noche de tormenta feroz,
​A​lguien llamó a la puerta. Juan  se asombró.  Nadie llegaba​  ​a su lar . Dudó antes de abrir la puerta. Una calandria con su magistral canto se posó en la ventana ​,l​a brisa ensayaba suaves melodías.
Cuando giró la puerta vio ante él , a una bella mujer golpeada y bañada en lágrimas .

-Vine aquí  -dijo Elvira buscando refugio 
-Huí de mi mundo donde depositaron en mi piel los látigos de la violencia.

-Bella dama -le suplicó con ternura 
-No llore, sus lágrimas me recuerdan a las flores penando en las gotas del rocío.
  Miró  sus ojos claros lleno de luz y sintió deseos de plasmar   su mirada en el lienzo . Quedó extasiado observándola.
Elvira ,  en un pequeño bolso, traía una delgada rama que arrancara  de un álamo plateado .
   Su   dulce mirada ​ ​ancl​ó​
​ en los ojos de  Juan  y  sin  mediar palabras el artista entendió  que la hermosa  mujer deseaba plantarla detrás de la casa.
  En el suelo de humus y piedras, los dos  hicieron un pozo con sus manos  y  con fe, la rama del álamo quedó erguida.
Esa noche en una pequeña sala , la mujer se ubicó, diciendo que sólo un día quedaría allí.
A la mañana siguiente , y antes que Juan  se levantara , Elvira  con cuidado abrió  la puerta para salir 
 El sol apenas asomaba y la calandria salió a despedirla con su trino . No había nubes, el cielo era un mar celeste y apenas se abrían las pequeñas flores silvestres formando un camino hacia la casa.
 Esa mañana  cuando  Juan despertó,   la llamó sembrando en sus palabras  la música  de  su corazón  , pero el silencio le respondió.
 Fue a ver el álamo plateado.  La claridad lo iluminaba. Como un misterio sin resolver lo observó.
Había crecido   y sus hojas movidas por el suave viento formaban nubes plateadas . 
Una vez más recordó su mirada clara que tenía el  mismo brillo cuando  jugaba el sol entre las ramas .  
Quiso ir tras ella .  Pero la  dulce Elvira   ya no existía . Se había convertido en  tierra fértil,  para que el álamo crezca grandioso con sus hojas  plateadas  .
  Juan  siempre la recordaría . 
Y en su alma  quedó ​la ​ mirada  intensa e inolvidable  de  Elvira ,  bajo​ ​ un silencio tan profundo como la misma muerte.

domingo, 30 de marzo de 2014

Un canto al amor



Ella salió por la puerta principal de su casa, era como cerrar todo lo vivido allí. El sol de esa mañana se escondía entre nubarrones oscuros . Los árboles perdían sus hojas creando una alfombra dorada en el suelo. Así caían sus lágrimas dejando solo sal en su sereno rostro .
Seria su ultima tristeza. Puso candados a su vida anterior y ahora sentía que su alma flotaba y su cuerpo danzaba.
Sólo adivinaba luces en su nuevo sendero .Vio a las palomas libres en el aire y se vio a si misma.
Ya nada de gritos escucharía, jamás las humillaciones recibidas. Caminaba lentamente por esas veredas de ladrillos musgosos y salpicadas con los desechos de los pájaros.
Ahora el sol dejaba haces entre las ramas de los árboles.
Buscó un lugar donde tomar un café .Sobre la mesa había un diario.
- ¿ Por qué no leerlo? , se dijo.
En uno de las ultimas hojas, vio el nombre de alguien que conoció hacia tres años , tenia teléfono y su dirección.
Pensó, divagó un rato y rondaba en su cabeza una pregunta_
- ¿Me atreveré? Pero se dijo a así misma, ! “ Fuerza” !
La calle quedaba lejos , pero caminó hasta llegar a la casa de aquel señor. Los niños que jugaban en la vereda le dieron paso. El sol estaba marcando las 14.00-
Llegó, pero en la puerta un papel anunciaba que Jorge no estaría por unos días.
- ¿Que haré? , se dijo, la mujer.
Siguió caminando y al pasar frente a una librería , con sorpresa vio , que en la vidriera uno de los libros expuestos había sido escrito por el. Entró y vio varios compradores, mujeres y hombres eligiendo lo que más le gustara .
No dudó y adquirió ese libro de tapas doradas , mas que todo por lo atrapante de su título ABRIL, un canto al AMOR
Dentro del libro ! La nombraba a ella !




viernes, 14 de marzo de 2014

Un cisne en mi mano



Entró a su casa, como navegando en su alma,buscando una claridad en ese pesar que le perseguía como presagio.
Tenía presente aquellos cisnes que alguien, no recordaba bien quien , dibujaba en su pequeña mano.
Su rostro reflejaba menos de los 30 años que tenía . Un recuerdo casi borroso la agobiaba , como velero hundiéndose.    Fue al jardín y en las flores no estaba el secreto de los cisnes .Desde el alba removió todos los abismos de su biblioteca. Se detuvo para abrir uno de los libros de tapa celeste como los mares y cielos, recorrió sus hojas casi amarillentas  . En la última, vio el dibujo de un gran lago, donde los cisnes parecían bailar en una danza tan lenta como el suave viento acunando nubes.
Entonces recordó , su infancia cuando su madre le relataba la vida en el lago , mientras dibujaba en su pequeña mano muchos cisnes ,  símbolo de pureza.
Aves veneradas desde tiempos antiguos. Aves místicas y blancas que canta dulcemente antes de morir y esa es la música que pone fin a su vida .


miércoles, 12 de marzo de 2014

Una niña prodigio

   La pequeña  Etelvina ,  jugaba en el jardín .  Se balanceaba  en su hamaca   sostenida con dos largas sogas. 
   Alegre, mirada las copas verdes de los árboles  y  se quedaba admirando  los trinos de cuantos pájaros.
En ese momento  su padre la llamó.  Paisano  que amaba la política  y  era un  gran lector.
 Pronunciaba discursos como si fuese un candidato exitoso y la pequeña  con solo 7 años poseía una gran memoria y  los repetía con  asombrosa  cadencia.
Una  tarde  de invierno ,  con su tapadito  rojo   y su escasa edad ,  en una plaza   fue aplaudida  por su discurso emotivo y pronunciado con entusiasmo.
Una niña prodigio había nacido ,  con su voz clara y entonando  como la  mejor   de las  disertantes.

martes, 7 de enero de 2014

El fuego de la vida



Un día, los dragones tomaron los rayos del sol.De ellos hicieron innumerables esferas brillantes.
Una , la más bella y grande ,contenía el fuego de la vida  y todas las demás se llenaron de viento,  para dar energía a la vida  eterna, más allá de la muerte.
Por eso, todos los amaneceres, esa corriente , fuerza intensa , lanzan al cielo millones de esferas, alabando la lumbre de la vida...

jueves, 12 de diciembre de 2013

Rosas rojas y blanco reposo




​       ​La noche con sus manojos de estrellas , los   fantasmas juegan en las penumbras. Muchos pájaros  ​reposan ​ en algún cofre verde. Ella sale como un halo de azahares . La luna brilla en su collar de plata.                                                                                              
Un suspiro de rosas brota de su profundo escote y en su mano derecha el libro de poemas y anti-poemas de  Nicanor Parra.                                                                             
La noche sigue mas oscura, las nubes cubrieron las estrellas y luna.¿ Quién es ella que no teme caminar por las calles oscuras?Su mirada fija, y sus pasos parecían flotar mientras pensaba: el amor es terrenal y hoy lo vivo como una piedra donde mi llanto lo volvió arena y luego cenizas.                                                                                       
La luz de la vieja lámpara era su recuerdo. Rosas rojas habían brotado de sus heridas . Fue él , quien le regalara el libro que sostenía su mano. Él que clavó en el                    delgado cuerpo,  el filo de una daga justo en su            corazón.Ahora vagaba como un alma en pena. Cada noche , abría la blanca tumba y lo buscaba a él en cada rincón de la ciudad .Pero jamás lo vería                                                                                                        .
Desde aquella vez que clavó el filo en el corazón de ella , se transformó en un águila, viviendo por siempre sobre la cruz,  de la tumba blanca    .

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Premonición




La luz rasgaba el atardecer y las calles eran  paisajes secretos del alma de sus caminantes .                                      
 Sólo, los malvones blancos  florecían como dioses en los           balcones.Huellas impresas del  sol en alas de las mariposas .    Ella salió  del capullo de su vida , un andar llano y sin  amor. En la sombra profunda de las noche  escribía prosas ,            presintiendo un tiempo nuevo . Un espacio de ternuras .Como el misterio de  la vida las letras fluían.                         
                                                                 
 Los años  desbordaban cerezas en el almanaque porque ella estaba llena de sueños y sucorazón latía por alguien que no conocía ,     mientras deslizaba en la hoja estas palabras   ...                                            
No imagino como serás, pero sos , seguro que sí,  como espero     que seas. Un Hombre galante,que sepa   escucharme mientras   sienta los latidos de mi corazón.   Que sea comprensivo , que      acepte mis creencias y no se burle de mis errores.      Un hombre que me ame hasta la locura y me contenga como una ostra a su perla. Que      disfrute cuando yo decida volcar pétalos de rosas en el lecho y que prenda esos aromas en todo mi cuerpo      . Así será el hombre que espero,sonriente,apasionado y decidido a      triunfar juntos en esas huellas que  describiremos juntos.También sabrá sorprenderme en cada momento con humor y alegría. Me envolverá en su ternura y así me sentiré como una reina en un   trono de oro .   El hombre que espero y que sé que existe,vendrá cualquier día buscando mis brazos y nos fundiremos en un solo ser.



domingo, 1 de diciembre de 2013

La lluvia muerde




Suena tan  triste,  en los techos de latas . La lluvia muerde. Lastima todos los sueños. Hiere la esperanza que alguna vez tuvieron.         El niño duerme  en su cielo de mantas .  Las gotas de  lluvia caen y   mojan sus pies  desnudos . Su inocencia no conoce, de fracasos ni triunfos, pero nadie le robará sus sueños  que vuelan  tan alto como las nubes . Así,  muy arriba su pensamiento  atrapa las estrellas,  para iluminar sus noches  y soles para cubrir los agujeros por donde la lluvia se cuela .    Siente tener alas de vitrales  con  mil colores  y es un mundo que no es el de él,  entra un cosmos de luces , con símbolos de mariposas. Se sienta en un ramaje turquesa , cierra sus ojitos marrones  y la brisa lo acuna .          No sabe que todo es efímero,  mientras   cree ser  un  eterno  navegantes de sueños   que giran como  como las  agujas del reloj.  Arriba,  donde el niño está soñando, no llueve agua,sí llueve felicidad .         Hay un  sutil aroma a retamas  y  el sol salpica con gotitas  de diamantes brillantes sobre su cabello renegrido y ensortijado .    Sentimientos  puros y transparentes del que disfrutaba .Pronto la navidad   allá abajo,   traería ruidos  y regalos .  El niño no sabe de la Navidad .       ¿Qué es la Navidad ?  ¿  Brindis y abundantes comidas ?¿ Estruendos  que estallan en la noche navideña?               Pero el pequeño,   guiados por un ángel , en una hoja y con una ramita,  escribió..
 Acaricio un sueño,
con un  pesebre donde nacen
el amor y el perdón.
Un pesebre que no se abra
solamente en días  de diciembre,
un pesebre con navidades todos los días.
Una navidad que ande por los valles,
las llanuras,las montañas
las mesetas,los ríos y los mares.
Acaricio un sueño
que siempre sea navidad,
navidades de dulces miradas,
con brindis de manos unidas,
con rostros felices,
con niños y ancianos riendo,
con toda la gente
que se ha hecho tierra fértil,
de amor y de paz.

sábado, 30 de noviembre de 2013

Fantasmas



​      U​na mañana fría, Elvira salió de su casa sin rumbo. ​Sus ​ manos eran azules como un puñado de silencios . Ráfagas de viento herían sus ojos que veían neblinas en su sendero. Vestida de soledad como una sonámbula caminaba. Presagios,  prendían en ella, después de leer el Libro de los fantasmas ​.​
En la biblioteca, heredada de su padre, ​había leído ​ cada página ​y ​ le llamó la atención sus tapas donde estaban estampadas y en relieve , muchas arañas en el centro de su red .
Casi tambaleando, llegó a la casa de su mejor amiga.Esta quiso ayudarla. No podía resistir verla así, a ella, la mujer alegre que fue  siempre.
Le sirvió un te suave ​ y ​ tomo sus manos para darle calor.
Desde el patio un aroma a flores invadía el ambiente. Elvira quiso esconderse en algún capullo y despertar de su sueño . Pero se adormeció en el mullido sillón rojo .
Al caer la tarde, despertó y vio que tenia en el dorso de su mano izquierda la figura de un fantasma. Era huella de ese personaje del libro ​.
¿Cómo podría borrarla?    Pero su amiga sabia cómo.
​ ​Recordó que en su ropero y dentro de un pequeño arcón hecho por su madre , estaba guardado , hacia muchos años una piedra negra tallada con girasoles de intenso amarillo.
Elvira en ese momento , estaba en el jardín y admira​b​a cómo las mariposas doradas ensayaban una melodía en cada flor.
Para poder abrir ese cofre de madera debía recordar las palabras que decía su madre nacida en Hungría .Intentó rebuscar en su memoria , no lo logró.Entonces fue al libro preferido  de su madre ​: ​La rosa de oro .
​Allí vio, ​ escribo ​con ​ lápiz​, ​en la hoja 98 “nyitott széles Azt akarom tudni, hogy a belső én” Ensayó muchas veces esa​s​ ​ ​palabras húngaras .
Cuando la luna estaba redonda y en el medio del cielo, tomó en sus manos ese pequeño arcón y al pronunciar lo ​que ​había aprendido​, ​ el cofre se abrió .
Un destello de amarillo iluminó​ la casa.

​ ​Elvira entró y toda ella era alegría .

​ ​Ya había borrado todos sus traumas.

jueves, 28 de noviembre de 2013

ROSA Y LAGRIMAS

  Ella buscó la rosa que el,  le regalo un día.  La había guardado en una caja  pequeña de madera. Abrió la tapa   y dentro solo vio muchas perlas, perlas de lágrimas,  son aquellas   que sus ojos vertieron por  saber que el está  lejos.

martes, 19 de noviembre de 2013

AROMAS


   Llegó  hasta el parque sin saber que llegaba .Se sentó en el banco bajo el jacarandá florecido .Su mirada perdida , casi una estatua viviente.
De pronto  un halo de aromas a rosas respiró. Entonces vibró su alma, su cuerpo renació. Ese perfume le recordó su gran amor.Entonces salió a buscarla.

martes, 12 de noviembre de 2013

DECLARACIÓN D E MI VIDA

Cuando nací, se abrió el arco iris en la serenidad del sol de diciembre y mi llanto fue la risa que se balanceó en el rostro de mi madre.Ángeles de luz elevaron mis pensamientos en los jardines dorados del cielo y así florecí como una rosa en la cola de un cometa con tintes de eternidad. Mi cuna, iluminada por miles de estrellas, tenía sábanas de mariposas y la música más dulce de todo el universo.
En el corazón del océano, me sumergía buscando torrentes de caracolas para coronar mi frente y así el suspiro de la brisa me vio crecer.
Atravesé los oráculos de la historia extrayendo de ellos la serenidad que bebió mi alma.
Así, henchida de luces, caminé los senderos que abrí, entre espinas y flores, en esta vida.
Mientras el mundo afilaba sus piedras de odio y dolor, aprendí a derrumbar todos los sepulcros hasta escribir un himno mundial de paz infinita.
Abro el abanico de cada día como alas de palomas desplegadas en lo alto que se acercan al sol y no se incendian. Mi corazón es de volcán como la sangre de los atardeceres que juega en el oeste entre arpegios de nubes convertidas en pájaros, que no saben dónde dormirán cuando la combustión negra pinte lo alto.
Si los ríos quedan secos, la cabellera de mi alegría los llena de agua dulce.
Soy la palabra vestida de humildad que escribe en los papiros y en la arcilla indeleble que ni el viento tallará borrando mis huellas.
La herida de la luna lastimó mi alma pero la boca del cielo sembró mi aliento y quebrada como roble, volví florecer suspendida en el aire como un ruiseñor que sobrevivió a sus heridas.
De mar y cielo son mis recuerdos y pongo luciérnagas de oro cada amanecer, ellas iluminan mi tiempo, mis horas, como faroles eternos donde el sol no se esconde.
El amor me nutrió en lenguajes de ternura para decorar con rosas eternas mi corazón de melodía y canto.
Un techo de botellas transparentes dibujan el aura que me protege y no  pienso en la muerte en su cono de silencio monstruoso mientras disfruto la vida como el mar que vuelca sus sales en la arena.

sábado, 2 de noviembre de 2013

Otra vez

   ​¿Fue por un soplo del viento​?​​    ¿ ​​O tal vez ​ ​ fue ​ese  crepúsculo​, donde​  ​te vi​ ​? ​
​    Sólo vibré , cuando un vuelo de gaviotas  brotaron de mis   manos​  y            deslumbradas por el sol ,   llevaron una melodía de mi alma para ​  ​nuevamente  ​  acunarte​.....

jueves, 17 de octubre de 2013

Mujer , te robaron tus sueños


Tenia 23 años toda la juventud y belleza . Cabellos azabaches donde se escondían las estrellas . Boca carnosa y rosada como una flor .Caminaba como flotando en el aire.
Eran tiempos de despóticos padres que decidían los casamientos.
Buscaron a alguien que tenia mucho dinero para que la joven se casara. Ella sabia : su matrimonio seria un camino de espinas
y que todas las rosas del mundo se deshojaron, volando a un lugar donde el amor existe.
El la llevó a vivir en una casa, casi un palacio, lugar frío como esa unión impuesta. Vasto era ese terreno de verdes y coloridas flores , rodeando la casona .
La Biblioteca de madera caoba relucía en la entrada, muchos libros allí dormían. La joven buscó un libro que hacia tiempo quería leer , la temática de misterios y suspenso siempre la atrapó y allí vio ese que escribiera Peter Benchley con el nombre de Abismo .
Ahora sintió estar asociaba a ese titulo.


! Ella que había tenido hermosos sueños siendo adolescente!

miércoles, 9 de octubre de 2013

Sorpresa al amanecer

Despertó​ .Buscó la luz de la ventana  que se filtraba en un hilo sutil,
Sólo pudo ver un prisma que derramaba luces de  arco iris en su cama 

lunes, 23 de septiembre de 2013

Mi vanidad



Qué vanidad la mía imaginar que puedo darte todo! Mis tiempos, mis aromas, mis gustos, mis deseos. ¡Darte todo de mí, qué ilusa soy, si ya no hay tiempo! Regalarte mi cuerpo coqueteando entre las sábanas. ¡Que tonterías digo! ¡Qué raras imágenes las mías! Subir a la escalera de tu cuerpo deteniéndome en cada escalón para dejar mis latidos. ¡Qué absurdas ideas me asaltan! 
Tonterías, vanidades, raras ideas; pero hay algo como un motor que las crea. 

Es mi profundo amor

sábado, 21 de septiembre de 2013

Elvira y Pedro: dos vidas distantes y truncadas.



La vida ¿ Qué es la vida cuando se vuelve daga?
La pequeña Elvira vio un día que su brazo derecho y una de sus piernas quedaron congeladas . Sus juegos infantiles tropezaban con esa dificultad, sin embargo creció alegre , desafiando a la tristeza y a las lágrimas . Así llegó a su adolescencia , sin traumas y se enamoró y casó.
Quizás la mayor alegría fue el nacimiento de sus dos hijas . Sus vivencias tenían impregnada la alegría de vivir aunque su esposo fue la otra daga y debió separarse. Pero nada podría lastimarla porque Elvira había creado una coraza , que repelía todo lo malo.
Lejos vivía Pedro y su nombre lo decía : era piedra ante sus problemas-
Un enorme hernia inguinal le había afectado su órgano sexual y no podía operarse por sus problemas de pulmones y corazón . Pero como si esto no fuera demasiado para este hombre , mientras comía , su gato clavó las uñas allí provocandole gran dolor.
Dos vidas heridas , pero felices .
Debiéramos aprender de ellos que lastimados por la vida , siguieron
disfrutando de todos los momentos , con sus hijos y amigos .

miércoles, 14 de agosto de 2013

GOTITAS DE MI INFANCIA

El tiempo voló  pero  
                   dejó sus alas   en mi memoria

       Desde mi altura de niño curioso,debía mirar hacia arriba para ver ,observar y allí estaban los rosarinos , venían hasta aquí a vender  ajos , los traían colgados en un palo las ristras .
       Algo no extraño para mi , pues mis padres cada 24 de junio ponían ajos en la huerta del patio extenso de aquel invierno de mi infancia.
       Y miles de gotitas del recuerdo me asisten hoy . Mi santa madre extendiendo su corazón hacia los niños vecinos .Y ellos bebían la leche que todos los días ella les daba . Muchas veces, los ajos que debíamos cosechar habían desaparecido como el sol entre las nubes , pero los pequeños del barrio no eran y siguieron recibiendo como manantial la leche cada día, que desde mi casa se les daba . Generosidad , con la seriedad de mi madre y la   picardía de mi padre...

martes, 16 de julio de 2013

Fugaz

Estoy sentada sobre la raíces sinuosas  de un sauce llorón.
Contemplo el río que  intenta besar  mis pies.
La olas pequeñas se  acercan y se van .
Entonces no puedo evitar tu recuerdo.
Apareciste como una estrella  fugaz para luego no saber  más nada de ti.
Tu presencia fue un destello , un rayo de luz.
En mi vida  fuiste un breve y bello sol que jugaba en el lomo inquietante del oscuro río .
El canto de las aves dejaba en mis oídos un suave sonido casi cristalino , como tu risa feliz en aquellos días cuando todo era  tan celestial como la inmensidad del firmamento
Un haz   luz hiere mis ojos , sin embargo no puedo desdibujar las imágenes que vos y yo  eramos mutuamente necesarios.
¿Lluvia y tierra?  ¿Noche y luna? Cuantas preguntas rondan en  mi cabeza desde que no estas aquí.
Pero pronto vendrá el atardecer y seguro nuestra mirada harán puerto en esa estrella que descubrimos juntos.
¿Recuerdas? cuando coincidimos pronunciando esa palabra.." Amor"....
  "Amor mío  sigue encendido, tu fuego es mi aliento, es mi pan  y  mi alimento".

SAKIAIRA

Nací entre los muros de Zaratustra. Ese día las lágrimas del mundo eran de alegría. Los pájaros pintados en los altares de fuego, escaparon y entonaron melodías en mi cuna . Mi padre fue un río que bendecía con su limo. Callado me enseñó los principios de la vida sólo con ejemplos. Tenía la voz de las olas estampadas en las piedras intrusas. Me indujo a amar la oscuridad de la noche como al misterio más sagrado. De mi madre, sé que, fue una hoja fecundada por el río y así nací con las fuerzas del agua que recorre las llanuras. Ella tenía ojos de canoas y hablaba como el sol naciente. Aliviada, luego de mi nacimiento fue a dormir por siempre en un nido entre los toros alados en bajorrelieve.
Espero las últimas horas de las noches para guardar las estrellas en el balcón de mi alma.
Ellas luego saltarán , sin mi permiso para colgarse de esa sombrilla oscura que cubren los días. Desde allí lanzan hebras de poemas que prenden en los corazones enamorados. No son poemas terrenales, por eso tienen más música, es la melodía del profundo espacio.
No creas que estoy siempre en el mismo lugar, porque a veces me gusta transitar por la carretera que forman las nubes secundada por las luces que el sol me prestó.
Siempre me preguntan cuál es mi nombre, y vos también querrás saber. Me llaman SAKIAIRA y cuando me nombran voy prendida en un pentagrama con líneas de golondrinas, son las que viven en los muros de Zaratustra. Sí, en esos huecos encallados en los capiteles. Traen su doctrina como un tren de himnos con principios éticos que no temen a los terrenos difíciles de la vida.
Cuando llega abril me subo a un barrilete y muy arriba el viento me enseña que la muerte está acosando en cada momento, pero la muerte es mujer como yo y no le temo. La veo siempre secando el rocío, rompiendo los nidos y en el proyectil que se hunde en un pájaro. Desde el barrilete, pinto los arco iris y enciendo de rojo el horizonte mañanero. Me ayudan las mariposas que vienen desde el otro lado del cielo, llegan en paracaídas de flores .Sus alas se sacuden para secar más rápido todo lo que pinto.

miércoles, 19 de junio de 2013

La muerte, bajo un cielo invernal

                       




              Que la muerte nos iguala ya no hay dudas. Pero es doloroso ver a una gran ciudad  mostrando  sus dos  polos  con altos edificios donde mora la gente rica y mas allá las casitas de chapas donde la lluvia canta  sus tristezas .
               Y en esas viviendas vive la gente,  rica en  sus sentimientos  donde su vecino es su hermano y a el le tiende su mano sin esperar nada a cambio . 
         La  pobreza  los acompañan en la vida y hasta en la muerte , pero sus corazones  sienten el dolor del que se va a otros cielos y  lo manifiestan con esa simpleza propia de su existir.
              Aunque el lector crea que esto es fantasía  o irrealidad , le aseguro que no lo es . He visto velar  a Juan, bajo un techo de lona mientras el frío salpicaba por dentro a la gente que se acurrucaba bajo  la  helada intemperie de ese adelantado , pleno invierno.
            Las callecitas de  tierra   vieron  pasar a dos hombres con dos chanchitos ,  ya listo para poner al horno  e invitar a los helados acompañantes del muerto Juan.
          Juan , parecía  vestido para desfilar , con su ropa  , pañuelo azul al cuello y una gorra  azul en la cabeza.
          Por eso digo que la simpleza del vivir , se muestra también en el  que pusieron en  el  cajón . Era hombre apreciado por su nobleza .  
           Ocurrió el 20 d e mayo de 2008 y el invierno había desplazado al otoño . Entonces los abrigos  no alcanzaban ,  para soportar la intemperie en ese pasillo  contiguo al velatorio . Allí se amontonaban pues no había lugar  en el improvisado velatorio bajo la gris lona.
          Cuando lo sacaron de la casa   para llevarlo al cementerio,  un hombre ,   amigo entrañable del muerto , sobre  su  caballo adornado para despedirlo, ensayó un largo galope y se perdió por un camino , quizás buscando una estrella azul donde Juan brillaba después de su  vida generosa.

GOYA

Seguidores

Sta Marta

Free Humming Bird MySpace Cursors at www.totallyfreecursors.com

L