h


">* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *
">* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *





Los primeros relatos fantásticos nacieron antes de la primavera del 2009, aún con el aroma del invierno triturando hojas dispersadas por el viento...

Todos ellos comenzaron a brotar de modo sorpresivo dejando huellas en el papel y luego anclaron aquì, en esta pantalla que tu lees...

Stella Maris Taboro

Relatos fantásticos te dan la bienvenida......

Donna dentro nelle storie...Noviembre 2009




">* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Un universo intraterrenal














Descendió del tren. Buscó entre los papeles que llevaba en el bolsillo , la dirección de Jocheig.La tarde parecía prolongarse más allá de la llanura que seguía pegada al pueblo como verde gendarme.
Briatcaz quería reencontrarse con su amigo. Apresuró sus pasos, después sintió la decepción. La casa de Jocheig estaba deshabitada. Intentó conocer sobre él, pero nadie contestó.
Recordó la infancia que compartieron en aquella escuela rural en la entrada del bosque de coníferas,volvió a palpitar el miedo de aquel relato que tantas veces repitió una vieja bruja que vivía en el centro del bosque. Su advertencia. No debían acercarse al legendario tronco de abedul , que sangraba por una profunda herida de origen desconocido. Decían que quien fuese a tocar esa llaga , entraría a un mundo extraño.
Fue entonces que en medio de estos recuerdos, Briatcaz sintió golpetear en sus retinas la imagen de Briatcaz cercana al abedul y sus manos teñidas de rojo.
Un frío lacerante le atravesó el cuerpo, fue como recorrer todas las rutas de los esclavos, sin danzas rituales.
Abatido por su pensamiento ,rogó encontrar una señal que insinúe dónde estaba su amigo. Una luz de intenso azul lo orientó hacia el bosque .
El azul se plateaba y llegaba hasta el antiguo abedul.
Ya no sangraba , pero la llaga estaba más abierta y de ella salían tenues voces pronunciadas desde muy lejos , desde una profundidad que llegaba hasta el centro de la tierra.
Reconoció a la voz de Jocheig. Intentó conversar con él , pero ya no compartían el mismo lenguaje .
Allá en el centro de la tierra, habían creado una ciudad donde las palabras tenían el aroma de las flores, los escritos llevaban forma de golondrinas, las acciones estaban coronadas por blancas palomas y en los diccionarios todos los términos tenían inyectado latidos de la palabra amor.





.

5 comentarios:

yamilmatias dijo...

Como siempre atrapante, bellisima manera de contar.
Haces bailar las letras en la danza de los tiempos!!
besos
María Rosa

Silvia Loustau dijo...

Muy buen relato, me gustaria ir a un lugar como el que descrís en el final.Un abrazo desde mi ciudad marina, y espero tu visita


Silvia Lousta

www.silvialoustau.blogspot.com

Liliana Lucki dijo...

MUY BUENO Y ATRAPANTE.

FELICITACIONES.

SALUDA DESDE MDQ LILIANA

Anónimo dijo...

Aveces,nos encontramos ya adultos...y tampoco no nos entendemos como cuando éramos niños.Asi sentí al leer este bello relato.

Eduardo

Anónimo dijo...

Tía, si tus poesías son hermosas estos relatos son verdaderamente atrapantes hasta el final me encantaron.

LETICIA GIORDANO

GOYA

Seguidores

Sta Marta

Free Humming Bird MySpace Cursors at www.totallyfreecursors.com

L