h


">* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *
">* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *





Los primeros relatos fantásticos nacieron antes de la primavera del 2009, aún con el aroma del invierno triturando hojas dispersadas por el viento...

Todos ellos comenzaron a brotar de modo sorpresivo dejando huellas en el papel y luego anclaron aquì, en esta pantalla que tu lees...

Stella Maris Taboro

Relatos fantásticos te dan la bienvenida......

Donna dentro nelle storie...Noviembre 2009




">* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

miércoles, 10 de abril de 2013

Sombras y luces


La avenida era un inmenso circo con leones rugiendo que ensordecían a los caminantes .
Sólo la plazoleta pequeña , a cinco cuadras de aquella garganta ruidosa, era un pulmón verde de árboles , arbustos y cerca de la Universidad de Medicina.
Y las ciudades tienen personajes que se admiran sin ser famosos . Cómo este que me llamó la atención ,Lo vi  en esa plazoleta , sus pilchas de linyera, su rostro enmarcado por una cabellera roñosa y  desprolija que al sentarse en su banco preferido , cerca del jacarandá dejaba a su lado sus pesadas maletas.
Me acerqué .
Me miró con sus ojos celestes como lagos en un bosque quemado. Su voz ronca y nada gentil me dijo:
  • ¿ Que quiere saber de mi?
    Le sonreí y le lancé sin temor, mi curiosidad.
  • ¿Qué lleva Ud en sus maletas?

Buscó uno de sus portafolios , lo abrió y me sorprendí. No llevaba comida o chucherías juntadas por allí, ni tarritos donde beber.
Eran Libros, tomos de libros . Observe sus lomos: una leyenda decía “ Anatomía de Testud”
Quise saber más de él .
No era un linyera como los que conocí en otros tiempos.
Llevaba cultura en sus gastados portafolios. Ese compendio de conocimientos le daba un aire especial pese a la mugre que lo rodeaba y su rostro tiznado de humo .
Me contó que llego desde Buenos aires donde había empezado la carrera de medicina .
Me asaltaron mil preguntas . ¿ Por qué estaba así solo , y casi perdido en la ciudad ? .
! Qué contradicción era su vida ! .
Su presencia gris y mugrienta y junto a sus maletas cargadas con libros de medicina.
¿Qué quiebre en sus emociones sufrió , para presentarse así , siempre en la misma pequeña plazoleta ,con su carácter hosco y excepcionalmente abierto al diálogo,
Un pasado que nunca pude saber .
Frente a mi esa realidad tan llamativa, plena de una mixtura de  sombras y luces ...

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Jeabelly comentó
------------
Los hay, en muchas plazas latinas. Tan llenos de sapiencia que no percibimos y tan llenos de misterios que nunca entenderemos, solo por respeto a sus secretos.


Gracias por tu trabajo.

Anónimo dijo...

Carlos Eduardo Lamas Cardoso comentó
Stella,
Personaje sorprendente que nos deja una muy buena lección.

Gracias.
Saludos y bendicionoes.

Anónimo dijo...

Cástor Agustín Olivier Olivier. comentó

ESTÁN ENTRE NOSOTROS, A VECES NO LOS VEMOS. NUESTRA ARROGANCIA NO NO LOS PERMITE.

SALUDOs, BELLA AMIGA STELLA.

Anónimo dijo...

de Myrna Silvia



¡¡¡ UN DILEMA!!!!

PERO LOS HAY....

Gladys Taboro dijo...

Impecable descripción del personaje que guardaba tanta sabiduría debajo de sus harapos...¡cuántos conocimientos tendría guardados!!!

Anónimo dijo...

Juan Javier García Aragón comentó ----
Ese que va por la vida cabisbajo con su carga a cuestas , atabiado de arapos lleva su al ma una pena, pena que le ha llevado a dejar de vivir en la buena esperanza , sin alegrias en sus ojos , ni una mueca de gusto , sólo añrando que la vida transcurra de prisa en su soledad que le abriga , con su tristeza acuesta y como equipaje sus sueños que un dia acaricio, mientras que la gente le señala con desprecio sin saber siquiera que en su momento fue alguien como culaquiera de nosotros, cuantas vivencias adversas se debe de vivir para dejarse morir de esta tiste manera, una realidad que llega al verles pasar como una sombra en la ciudad, un alma viva en pena, triste historia pero con una narrativa envolvente y desde un punto de muy aceratdo amiga , gracias por compartir , me gusto tu trabajo mas tristeza deja en mi la historia de este singular personaje, y una reflexión ante la vida que vivimos , gracias por compartir, saludos..:)

Anónimo dijo...

Maria de los Angeles Roccato comentó
------------
Un relato minucioso,sereno, reflexivo que atrapa y deja abierta mil ventanas para la imaginación.

Un beso
------------

Anónimo dijo...

alicia almeida comentó

------------
Nos adentras en tu relato, Setella, tal vez quisiéramos saber mas, al igual que tú nos quedamos con esa pregunta sin respuesta, la vida tiene tantas vueltas, y solo cada quien que la ha vivido a su manera, se reserva el derecho o no de compartirla, pero aún así, esa maleta que se abrió a tu curiosidad, nos habla de un ser humano que aún conserva sus sentimientos con el ánimo de sentirse parte de la vida de todos en comunión de almas.

Me gustó leerte, gracias por compartirnos tu bella pluma.

Con mi cariño

Diluz

Anónimo dijo...

Alicia Mantaras comentó

Stella ...vestigios de una cultura ancestral transformada en nada rasgo de una cultura que ya no le importa e ser y si el parecer es los que nuestros gobernantes dejan a nuestras generaciones futuras... hoy la moral la educación es lo que par este hombre representa

libros cultura guardadas a la vista pero en oscuridad

Dios permita que esa luz se muestre ...

y nosotros somos los portadores...DE NOSOTROS DEPENDE SUMAR PARA QUE COMO EN UN PASADO SEAMOS DIGNOS ANTE DIOS Y NUESTROS VALORES .

Tu textos dios permita su divulgación porque así esa lucha de un linyera no quedara encerada ...en obras me conocieres

la verdad nos hará libre. Amen

Alicia. D:.T:.

Anónimo dijo...

Hugo Edgardo Leguizamón comentó s
------------
¡Oh Stella Maris! quién puede saber cuantos seres como el que magistralmente describes deambulan por las ciudades. Son aquellos que nadie mira, que vagan con su carga de sueños rotos y harapos en la memoria... Son aquellos que al descubrirlos nos hacen dudar sobre el sentido de la vida y la condición humana en estos tiempos implacables...

Un cordial saludo

Hugo E. Leguizamón
------------

GOYA

Seguidores

Sta Marta

Free Humming Bird MySpace Cursors at www.totallyfreecursors.com

L