h


">* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *
">* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *





Los primeros relatos fantásticos nacieron antes de la primavera del 2009, aún con el aroma del invierno triturando hojas dispersadas por el viento...

Todos ellos comenzaron a brotar de modo sorpresivo dejando huellas en el papel y luego anclaron aquì, en esta pantalla que tu lees...

Stella Maris Taboro

Relatos fantásticos te dan la bienvenida......

Donna dentro nelle storie...Noviembre 2009




">* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

sábado, 25 de mayo de 2013

El tiempo de las fresas

















La luz caía como puñal desprendido del cielo. La claraboya devoraba la claridad y la ponía delicadamente en la alcoba de Elisa. 
Ella despertaba de un sueño sin sueños. Había intentado atrapar la magia del bosque cercano. Buscó más de cien veces conversar con las hadas , con los gnomos y hasta con las luciérnagas antes de dormir. Pero ahora despertaba a la adolescencia y otras sensaciones le recorrían. Entonces soñaba estando despierta , plasmaba en los espejos frases con perfumes a fresas , aunque aveces asomaban algunas niñerías de su infancia pasada, las sorpresas de las navidades, sus cumpleaños cargados con dulzuras , colores , risas y juegos .Sus berrinches , los cuentos de la abuela, los consejos de mamá...Todo se mezclaba en ese puente hacia lo desconocido: ser una mujer, tener tacones , como había ensayado con los de mamá. Pintarse los labios, sombrear sus ojos,mirarse mil veces al espejo, ensayar mil firmas y no decidirse por ninguna. Sentirse alegre y aveces melancólica. Qué extraña situación estaba viviendo, le habían hablado de un príncipe azul, pero a ella le gustaba alguien que nada tenía de azul. Le habían dicho que se trata de la edad del pavo, pero ella se sentía una reina recién nacida o una princesa como la de los cuentos,viviendo en un castillo de ilusiones, de esperanzas , con espejos de ideas cambiantes y sin miedos. Le gustaba revelar en su diario íntimo todo lo que quería y sentía y estaba segura que allí quedaba guardado en secreto, el mayor secreto del mundo. Nadie,nunca nadie accedería a esas hojas que en silencio, guardaban todo lo que ella vivía en ese,
    su tiempo de fresas...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ana Mercedes Villalobos Pérez comentó -
Una hermosura tu relato mi niña, que rico encontrarte.

Recibe un beso enorme que apriete en tus mejillas mi

cariño y mi amistad.

Anónimo dijo...

Toni Cabrera ( THONY ) comentó
------------
Siempre es un placer disfrutar de tus letras amiga Stella. Un abrazo.

Anónimo dijo...

MARIA BEATRIZ VICENTELO CAYO comentó s--------
hermooooooso! un placer haberte leído.. gracias

GOYA

Seguidores

Sta Marta

Free Humming Bird MySpace Cursors at www.totallyfreecursors.com

L