h


">* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *
">* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *





Los primeros relatos fantásticos nacieron antes de la primavera del 2009, aún con el aroma del invierno triturando hojas dispersadas por el viento...

Todos ellos comenzaron a brotar de modo sorpresivo dejando huellas en el papel y luego anclaron aquì, en esta pantalla que tu lees...

Stella Maris Taboro

Relatos fantásticos te dan la bienvenida......

Donna dentro nelle storie...Noviembre 2009




">* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

lunes, 23 de noviembre de 2009

Escamas de misterios
























La joven gitana llevaba debajo de su colorida falda una bolsita llena de escamas con misterios. Cuando niña su abuela antes de morir se la había entregado, confió en ella a quien le recomendó que no debería abrirla porque muchos misterios inalcansables estaban secretamente guardados.
Su sentimiento marchaba paralelamente con la tradición de su nación.
Entendió que esas escamas de misteriosos tenían más valor que el oro. Su destino era quizás guardar una historia que ella nunca conoció.
La escamas eran de papel y los signos tenían color verde -
Su abuela se lo había comentado.La gitanilla estaba convencida de su promesa: nunca debería fallar a su paparuñí .
La comunidad gitana cada mes llenaba sus carromatos y partían a algún lugar nunca visitado. La orden de viaje la daba el forzudo gitano Bavol.
La larga fila de viejos transportes tirados por bueyes, desde el cielo se veía como una enorme culebra serpenteando en las lomadas. Polvorientos caminos , sin descansos. Ni se detenían por las noches porque una maldición podía adherirse a la ruedas de los carromatos.
Cada nuevo día volvería a vivirse en los nuevos senderos, viajando favorecido o no por la danza del viento y las lentejuelas brillarían al sol.
La caravana seguiría así hasta que Bavol, decidiese acampar por unos días.
La gitanilla respiraba y vivía encadenada a aquellas escamas de misterios.
Sólo ella conocía su gran compromiso.
Derrumbándose el atardecer del último día de la última semana de abril, la caravana llegó al cruce del camino que se separaba en dos senderos oblicuos.Allí la caranava debió detenerse, otros gitanos avanzaban en dirección contraria y dieron la voz de alto .
Bavol ordenó detener sus carromatos, descendió y avanzó hasta el gitano jefe de la otra tribu. Discutieron con ardor. Exigió a Bavol entregar a la gitanilla. Se negó , mientras vio llegar velozmente un puñal que se clavó en su pecho. La joven que vio la escena buscó donde ocultarse. Se aferró a aquella bolsita y elevó rezos a su abuela. Pero luego de matar a Bavol asaltaron los carromatos buscándolo a ella.
Acurrucada debajo de varias mantas, demoraron en verla pero al fin , se encendieron gritos de alegría de los asaltantes al descubrirla.
Luego intentó no estar lúcida,la realidad era demasiado filosa.
Querían que entregara su bolsita esperando encontrar oro. Simuló desmayarse.
La subieron a los carromatos asaltantes y allí la vieja gitana Siomara ,que conocía la existencia de ese secreto ,encendió sahumerios poderosos para inducirla a que la gitanilla hablara. Pronunció unas frases inentendibles que retumbaron en la joven. Ya no era secreto su tesoro oculto entre sus faldas. En ese momento la tierra tembló ,Siomara salió afuera y vio que todo se derrumbaba mientras un aura de luces envolvió a la gitanilla protegiéndola.
Todo se hizo pedazos , las madera de los carruajes, las ruedas, los cueros del techo.Los bueyes destrozados, gitanos que rodaban y caían a las grietas que abría el terremoto. Todo era un caos, quedando a salvo la gitanilla y su tesoro de escamas .
Después la calma , y ella sola en medio de un valle quebrado.
La gitanilla caminó hasta llegar a una gruta de piedras topacio , allí quedó escuchando el sonido del agua de una pequeña cascada.
Una voz entre las rocas le hablaba y la convenció para que abra la bolsita de escamas.
La joven dudó . Al fin la abrió ,descubriendo el secreto que encerraban .
Saltaron al aire cientos de escamas que se elevaron y llegaron muy lejos para flotar por siempre sobre todos los suelos y los mares .
Desde abajo podía leerse en todas ellas un mensaje...
“La humanidad se elevará cuando aprenda a convivir ”





.

2 comentarios:

La_Sonyadora dijo...

Te felicito Stella. Buen trabajo.

Erika

Estrella del mar dijo...

Gracias por leer y comentar.Eso hace te sienta cerca de mis escritos que es mi alma derramada

GOYA

Seguidores

Sta Marta

Free Humming Bird MySpace Cursors at www.totallyfreecursors.com

L