h


">* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *
">* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *





Los primeros relatos fantásticos nacieron antes de la primavera del 2009, aún con el aroma del invierno triturando hojas dispersadas por el viento...

Todos ellos comenzaron a brotar de modo sorpresivo dejando huellas en el papel y luego anclaron aquì, en esta pantalla que tu lees...

Stella Maris Taboro

Relatos fantásticos te dan la bienvenida......

Donna dentro nelle storie...Noviembre 2009




">* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

jueves, 26 de noviembre de 2009

Mujeres de fuego











Cinco... Diez... Veinte...más ,muchas más : eran mujeres de fuego. No vivían en un volcán,estaban en la extensa llanura, en sus campos verdes donde los amaneceres despiertan antes que en la montaña y los atardeceres se encienden de rojo mucho después que en las sierras. Sangraban con su trabajo en silencio y eran fieles indeclinables. Fatigadas muchas veces, pero con un ánimo de hierro. No se embrujaban con el odio, eso sí remontaban sus reclamos incaudicables ante la injusticia.
María, Luisa, Elisa, Juana eran sus líderes.
Los domingos se reunían en el boliche de Antonio y jugaban a las cartas, mientras sus esposos rogaban que sus bochas no queden frenadas en algún desnivel del suelo polvoriento. Durante toda la tarde circulaba el mate y las tortas fritas compitiendo con las tortas caseras y allí quedaban hasta que la lechuza con su chistido merodeaba la noche.
Después esperar el próximo domingo para repetir la diversión.
Todas las semanas eran de siembra a puro sol, después venían las cosechas ( si todo se salvaba de sequías o langostas). Sus esposos chacareros tenían el sello en sus rostros: frente blanca y el resto rojo cobrizo castigado.Ellas remendando, tejiendo o cosiendo junto a la ventana en busca de la luz natural para un trabajo más prolijo...
Los desayunos abundantes , la huerta rebozante de hortalizas ,los frutales , las carneadas en esas tablas tan largas como la esperanza de esos rudos campesinos. Y los resultados de esas cosechas, nunca suficientes pese a sus sudores. Todo era para el terrateniente.
Las reuniones de sucedieron, y eran muchas. Alternaban los encuentros mujeres y hombres chacareros en esas casas rurales donde el aroma a dulces y comidas abundantes quedaban en el aire.
Siempre el mismo tema: nada quedaba luego de pagar el arrendamiento.
Seguían más reuniones, en otros campos , en otras casas y nada cambiaba.
María, Luisa, Elisa y Juana convocaron a las demás esposas de los chacareros y planearon una acción que no podía fallar.
Apoyar a sus hombres ajados de viento y sol,empujarlos a tomar decisiones sin temores frente al patrón de las tierras.
Los precios de arrendamientos aumentaban y no podían frenarlo.
Las asambleas seguían , mucha charla , muchas discuciones,muchas propuestas, pero nada cambiaba. Todo seguía igual . Los chacareros hasta buscaron asesoramiento de un abogado.
Pero continuaba el trabajo extenuante y todo para el terrateniente.
Reunirse una y otra vez y las mujeres veían y sufrían al sentir que nada avanzaba.
Siempre acompañando a sus esposos .
Una nueva reunión de chacareros ,estaba fijada para el 27 de febrero . Se haría en la casa del agricultor Francisco.Allí concurrieron todos los chacareros con sus esposas.
Los hombres quedaron asombrados cuando vieron a todas las mujeres luciendo sus delantales de cocinera.Luisa se adelantó a todos y expresó:
- Aquí, las mujeres , todas tiramos nuestro delantal y saldremos a la huelga.
Sí, huelga de chacareros,acción de agricultores y basta de reuniones. Terminemos con tanto palabreríos, vayamos a ejecutar algo que sacuda a los terratenientes .

- !HUELGA,( gritaron todas) “ huelga hasta ser escuchados, hasta cambiar la injusticia de estos arrendamientos usureros”.

Quisieron calmarlas. Ya no era posible .Allí desnudaron su pasión por defender derechos olvidados. Su fuego de mujer ardía impulsando a esos chacareros que dejaban sus energías pegada al suelo.


Y fue así , cuando las mujeres de fuego ,sacaron del pantano a sus esposos chacareros para entrar en acción.
Detrás de ellos, nadie las recuerda, ignotas, no reconocidas pero su fuego cambió una parte de la historia ...





.

5 comentarios:

Ricardo Tribin dijo...

Excelente.....Excelente....

Tu eres el gran ejemplo de una mujer integra y plena de valores....

Abrazos

Anónimo dijo...

Muy buena la lucha de estas mujeres por el trabajo de sus hombres


Rita R.

bibliotecaria dijo...

Hermoso relato sobre la lucha de la mujer y el trabajo. Felicitaciones

Conchi dijo...

Qué buen relato, Stella. Sé que te basaste en hechos reales. Al leerte me acordé de lo que se vivió acá no hace tantos años. La misma historia, a pesar de estar en países tan lejanos.
Y las mujeres siempre detrás, a pesar de llevar el fuego y la fuerza dentro.
Muy bueno.
Te felicito por tus relatos. Me gustan.
Un abrazo grande, esperando que estén todos bien en la familia.
Conchi

Ricardo Tribin dijo...

Una vez mas me encanta y bastante....

Que hubiera sido de Napoleon sin Josefina o de Bolivar sin Manuelita Sanz?

Un abrazo especial

GOYA

Seguidores

Sta Marta

Free Humming Bird MySpace Cursors at www.totallyfreecursors.com

L