h


">* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *
">* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *





Los primeros relatos fantásticos nacieron antes de la primavera del 2009, aún con el aroma del invierno triturando hojas dispersadas por el viento...

Todos ellos comenzaron a brotar de modo sorpresivo dejando huellas en el papel y luego anclaron aquì, en esta pantalla que tu lees...

Stella Maris Taboro

Relatos fantásticos te dan la bienvenida......

Donna dentro nelle storie...Noviembre 2009




">* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

lunes, 24 de septiembre de 2012

El colibrí y la flor del ceibo



El colibrí y la flor del ceibo

Estaba sentado sobre la roca grande de su patio , vestido de tristeza.  Sobre las ramas de un limonero un colibrí aquietó sus alas y lo observaba.
Entró a su alma de hombre angustiado y entendió que necesitaba llevarle a su amada el mejor néctar , ese que brinda la flor del ceibo.
Pero era aun invierno y pocos árboles tenían hojas y flores. El colibrí queria ayudarle y voló muy lejos buscando las flores rojas aterciopeladas   para llevar en su pico lo que aquel enamorado quería . Debió esperar que la primavera prendiera en las ramas- Mientras tanto aquel nostálgico esperaba casi un milagro .
Ella era tan bella , tan noble y su cuerpo esbelto pero débil , necesitaba beber al amanecer el néctar de las flores rojas . Vivía en una casa levantada con piedras y techo de tejas cerca de un arroyo cristalino . Muchos sauces bebian de sus aguas Tantos árboles y ningún ceibo .
La primavera asomó florida y perfumada . El colibrí volvió al sitio donde estaba aquel triste señor . No lo vio ese tarde. Al dia siguiente , nuevamente  estaba ali , reposando en aquella roca y  miro fijamente al ave . Sus alitas esfumadas en el viento semejaban un tenue pentagrama revoloteando a su alrededor .El corazón del pequeño pájaro latía sufriendo por no hallar ni un ceibo florido .
A mediados del mes de septiembre , ya lucian nubes rojas en sus copas y el colibri alegremente fue a libar adentrándose en cada una de las flores , tanto que su pecho y alas se cubrieron de néctar .Ya no era mas aquella inquieta avecilla . Se convirtió en un racimo de flores rojas y volaron a las manos del nostálgico hombre .
Alegre y feliz corrió hasta su joven amada llevando los frescos néctares, pero ella ya yacia muerta y cubierta con las flores rojas del ceibo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...



Que triste final! Viajé con el colibrí en busca de las flores rojas y tenía la esperanza de que llegara a tiempo!! que pena, asi es la vida, como tu cuento, por mas que se desee ¡¡ No siempre se llega a tiempo!!
muy bonito amiguísima me encantó!!
besos

Maria Rosa

Anónimo dijo...

ES DELICIOSAMENTE BELLO. Y DE NARRATIVA BUENA, LIGERA...ME ENCANTÓ. ME RECORDASTE UN MOMENTO LA AGIA DE ÁNGELES PARA ESCUDRIÑAR EN LO PEQUEÑO DE LA NATURALEZA HASTA CONVERTIRLO EN ALGO GRANDIOSO...Y EN ARTE.

FELICIDADES DE CORAZÓN, MOSQUETERA QUERIDA. SABES CUANTO TE ADORO.

BESOS CON EL ALMA.
NIEVES MARÍA MERINO GUERRA

Anónimo dijo...

Un excelente relato amiga poeta, donde la fuerza del amor es como la flor del ceibo

antonio escobar mendìvez

Anónimo dijo...


UUFFF profundo es amor puro del bueno.
Muy bello relato , amiga un abrazo desde mi brillo del mar



Beatriz Martín M (Bea)

-

Anónimo dijo...


BELLÍSIMA TU HISTORIA ME GUSTÓ

MUCHO


ANA MARÍA HERNÁEZ

GOYA

Seguidores

Sta Marta

Free Humming Bird MySpace Cursors at www.totallyfreecursors.com

L