h


">* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *
">* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *





Los primeros relatos fantásticos nacieron antes de la primavera del 2009, aún con el aroma del invierno triturando hojas dispersadas por el viento...

Todos ellos comenzaron a brotar de modo sorpresivo dejando huellas en el papel y luego anclaron aquì, en esta pantalla que tu lees...

Stella Maris Taboro

Relatos fantásticos te dan la bienvenida......

Donna dentro nelle storie...Noviembre 2009




">* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

miércoles, 19 de septiembre de 2012

La casona del fantasma



La casona del fantasma



La vieja casona de aquel barrio granadino de El Albaycín fue construida hacía ya doscientos treinta años. Sus gruesas paredes de piedras y la escasa luz que entraba, daban la sensación de interminables suspiros misteriosos. Ubicada en la parte más alta de la ciudad, rodeada por árboles de follajes vistosos y trinos en sinfonía, estaba deshabitada desde algún tiempo. A su vereda de ladrillos musgosos nadie la transitaba. Los lugareños sabían que en noches cerradas, de la chimenea emergía una columna de blanco humo formando al elevarse figuras grotescas de brillantes colores.
 Fue el  segundo lunes del último mes del año, cuando Mister Colling y su amiga Elisabeth Belerts llegaron desde Edimburgo. Venían para quedarse unos meses con el fin de investigar sobre la cultura mudéjar.
Eran dos profesionales famosos antropólogo él y socióloga ella, que viajaron para indagar sobre esa cultura que tanta influencia ejerció en ese país. Cargados de maletas y material de investigación fueron recibidos por la autoridad de la ciudad y alojados ese primer día en su casa. Después buscaron un lugar para comenzar sus trabajos.
Recorriendo la ciudad ,llegaron a una vieja casona e inmediatamente ese lugar ejerció especial atractivo en los dos especialistas. Caminando por el ancho pasillo que llevaba al gran patio circular, una melodía muy suave nacía desde el aljibe. Fue un buen comienzo.
  Al amanecer no hubo trinos, ni aromas, solo un ruido de cadenas que arrastradas se detuvieron en fondo del amplio patio. Entonces, tanto él como ella, se inquietaron avivando viejas supersticiones. 
  Lo peor llegó al anochecer .Vieron que de las paredes brotaban hilos de líquido rojo.
Elisabeth se turbó. Una ráfaga de recuerdos se filtró en sus pensamientos. Había buscado tantos años al hombre que le robó todos sus sueños.
  Lo  había amado más que a la  fuerza de la vida, y mucho más que la urdimbre de aguas saladas que acompañan a la muerte.Deseó fervientemente encontrarse con el fantasma de la casona. ¡ Su intuición  era tan clara! 
  Al llegar la noche, ahora iluminada por una intensa luna, Elisabeth se dirigió al aljibe. Las aguas se agitaban y vio allí emerger al fantasma.  Un cono de luz iluminó su rostro . Cargado de lágrimas y gimiendo entre palabras confusas, le confesó que él la amaba  desde siempre , aunque su cuerpo estaba separado del alma desde que alguien sepultó su puñal en el pecho.
   Ella sacó un crucifijo de su falda y lo puso en manos del fantasma.
El aire se llenó con el canto de los pájaros  , un aroma a azahares se coló entre el y ella.
La noche se volvió día.
   El fantasma recuperó su vida y junto a Elisabeth fueron a vivir en un mundo de amor, donde el amor tiene más fuerza que la muerte; donde el amor vence las espinas de la vida y florece en cada amanecer..

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Emocionante

me atrapaste del principio al fin

con un bello e inesperado final

me gusta este tipo de literatura y de sorpresas.
lo disfruté mucho

Maria de los Angeles Roccato

Nucha dijo...

Que hermoso!!!!!!!!!!! Ojala encuentre un fantasma! Abrazo


amelia arellano

Anónimo dijo...

Stella querida amiga, bellísimo.
Besos de paz.


Julia Orozco
------------

Anónimo dijo...

------------
Querida Stella: Te felicito por tu bello texto. (No le digas a Amelia ni a María, dónde pueden encontrar un fantasma; déjalas, al menos por un tiempo, que sigan besando sapos. Esto queda aquí, entre nosotros. Vale.) Besos, Chente.
Vicente Antonio Vásquez Bonilla

Anónimo dijo...





HERMOSA LEYENDA Y PROSA DE LA VIEJA CASONA FELICIDADES QUERIDA Y BELLA POETISA STELLA SALUDOS GRACIAS POR COMPARTIRNOS TAN INTERESANTE LEYENDA UN ABRAZO SINCERO AMIGA.

Ella sacó un crucifijo de su falda y lo puso en manos del fantasma.

El aire se llenó con el canto de los pájaros , un aroma a azahares se coló entre el y ella.

La noche se volvió día.

El fantasma recuperó su vida y junto a Elizabeth fueron a vivir en un mundo de amor, donde el amor tiene más fuerza que la muerte; donde el amor vence las espinas de la vida y florece en cada amanecer..



Angélica Davinna Bloom

Anónimo dijo...



Una hermosa leyenda. Brillante y misteriosa...con el fuego vivo del amor



r Jeabelly

Anónimo dijo...




Hermosa leyenda que aviva el amor, verdadero disfrute para el alma. Recibe un beso enorme que apriete en tus mejillas mi cariño y mi amistad.


Ana Mercedes

GOYA

Seguidores

Sta Marta

Free Humming Bird MySpace Cursors at www.totallyfreecursors.com

L