h


">* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *
">* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *





Los primeros relatos fantásticos nacieron antes de la primavera del 2009, aún con el aroma del invierno triturando hojas dispersadas por el viento...

Todos ellos comenzaron a brotar de modo sorpresivo dejando huellas en el papel y luego anclaron aquì, en esta pantalla que tu lees...

Stella Maris Taboro

Relatos fantásticos te dan la bienvenida......

Donna dentro nelle storie...Noviembre 2009




">* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

domingo, 27 de septiembre de 2009

El tercer ojo
















Nadie hubiese imaginado que él estaba allí , sonámbulo , como surgido de un altar de fuegos hipnotizados. Aturdido por el tiempo que demoró su liberación y encaramado en aquel parapeto junto a una profundidad cubierta por nubes, observaba desde su estridente tercer ojo .
El , un ser fabuloso, que había podido escapar inmune de aquel sagrario, estaba admirando a esa ciudad donde se elevaba desafiante el zigurat, como una cinta flotando entre la tierra y el cielo.
Era una ciudad que no conocía sus orígenes .
Asaltado por mil dudas en su pasado , aquellos hombres vivían como en una nebulosa.
El tercer ojo se mantenía fijo , mientras una espuma espesa y turbia, creció alrededor de aquella ciudad . La noche creció como montaña oscura con ecos misteriosos. Sólo relucía el tercer ojo de ese extraño ser.
No fue una noche eterna.
Tampoco podría saltar el abismo que lo separaba de la ciudad sagrada.
Al día siguiente convocó a los espíritus que sostenían al dios Marduk y así puedo llegar hasta el foso que rodeaba a la antigua ciudad. Besó el suelo donde rozaban los jardines colgantes y dudó , antes de buscar un modo de ingresar ,salvando los muros del lugar.
Un sacerdote del zigurat sintió la presencia de ese ser , con su tercer ojo.
Fue convocada la ciudad para advertirla. Pero nadie se sorprendió.
Todos esperaban ese hecho, ese arribo.
El aire se llenó de pájaros que se extendían entre nubes rosadas como mejillas congestionadas. El río cercano, ese día añadió a su sonido ,el chillido arenoso de su cauce. El viento flameaba describiendo un festejo inusual.
En el tercer ojo estaba escrito el origen de esa civilización. La de un dios de arcilla , nacido de una mujer que peregrinaba por aquellos lugares y que antes de ser asaltada por los tigres hambrientos de las montañas vecinas, dio a luz a un ser que debería crear un pueblo que domine a las fieras y a las inundaciones de sus ríos. Un pueblo que debería crear el primer código de leyes para que perdure en el tiempo con este legado.




-

1 comentario:

Avesdelcielo dijo...

Este relato nos lleva al misterio de los orígenes, con mombres de deidades babilónicas de la Antigua Mesopotamia.
Leer tu blog, Stella, me hizo posible viajar por mundos imposibles.Te felicito. No te visito más seguido por falta de tiempo y por prescripción médica de alejarme un poco de la compu.
Cariños

GOYA

Seguidores

Sta Marta

Free Humming Bird MySpace Cursors at www.totallyfreecursors.com

L