h


">* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *
">* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *





Los primeros relatos fantásticos nacieron antes de la primavera del 2009, aún con el aroma del invierno triturando hojas dispersadas por el viento...

Todos ellos comenzaron a brotar de modo sorpresivo dejando huellas en el papel y luego anclaron aquì, en esta pantalla que tu lees...

Stella Maris Taboro

Relatos fantásticos te dan la bienvenida......

Donna dentro nelle storie...Noviembre 2009




">* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

martes, 1 de abril de 2014

Bajo el álamo plateado.

   En la ladera de la montaña se elevaba  como un   blanco  hongo   una casa que el tiempo llamó :  La cascada.  Allí vivía un pintor,  Juan Valdez,  que coloreaba pinos poniéndoles los matices  del arco iris  y  los sonidos de las calandrias   . Todo era un paisaje de soledad y música .
Nadie llegaba a ese lugar desde que el artista se instalara llevando a la “ Cascada ” , sus pinceles y pinturas
Ni siquiera le interesaba el tiempo que pasaba, porque su entusiasmo por pintar cabalgaba en las horas del cielo . Era un mundo casi celestial que parecía colgar de la luna.
Pero ocurrió una mañana, después de una noche de tormenta feroz,
​A​lguien llamó a la puerta. Juan  se asombró.  Nadie llegaba​  ​a su lar . Dudó antes de abrir la puerta. Una calandria con su magistral canto se posó en la ventana ​,l​a brisa ensayaba suaves melodías.
Cuando giró la puerta vio ante él , a una bella mujer golpeada y bañada en lágrimas .

-Vine aquí  -dijo Elvira buscando refugio 
-Huí de mi mundo donde depositaron en mi piel los látigos de la violencia.

-Bella dama -le suplicó con ternura 
-No llore, sus lágrimas me recuerdan a las flores penando en las gotas del rocío.
  Miró  sus ojos claros lleno de luz y sintió deseos de plasmar   su mirada en el lienzo . Quedó extasiado observándola.
Elvira ,  en un pequeño bolso, traía una delgada rama que arrancara  de un álamo plateado .
   Su   dulce mirada ​ ​ancl​ó​
​ en los ojos de  Juan  y  sin  mediar palabras el artista entendió  que la hermosa  mujer deseaba plantarla detrás de la casa.
  En el suelo de humus y piedras, los dos  hicieron un pozo con sus manos  y  con fe, la rama del álamo quedó erguida.
Esa noche en una pequeña sala , la mujer se ubicó, diciendo que sólo un día quedaría allí.
A la mañana siguiente , y antes que Juan  se levantara , Elvira  con cuidado abrió  la puerta para salir 
 El sol apenas asomaba y la calandria salió a despedirla con su trino . No había nubes, el cielo era un mar celeste y apenas se abrían las pequeñas flores silvestres formando un camino hacia la casa.
 Esa mañana  cuando  Juan despertó,   la llamó sembrando en sus palabras  la música  de  su corazón  , pero el silencio le respondió.
 Fue a ver el álamo plateado.  La claridad lo iluminaba. Como un misterio sin resolver lo observó.
Había crecido   y sus hojas movidas por el suave viento formaban nubes plateadas . 
Una vez más recordó su mirada clara que tenía el  mismo brillo cuando  jugaba el sol entre las ramas .  
Quiso ir tras ella .  Pero la  dulce Elvira   ya no existía . Se había convertido en  tierra fértil,  para que el álamo crezca grandioso con sus hojas  plateadas  .
  Juan  siempre la recordaría . 
Y en su alma  quedó ​la ​ mirada  intensa e inolvidable  de  Elvira ,  bajo​ ​ un silencio tan profundo como la misma muerte.

4 comentarios:

Anónimo dijo...



Nos has brindado una bella historia, te felicito por tu imaginación que ha gestado un hermoso álamo.

Saludos cordiales,

Francisco García Conde

Anónimo dijo...




Bellísima historia, la naturaleza guarda bellos secretos , pero cautivarlos con la magia de la pluma, los hace eternos y maravillosos, mis felicitaciones
Stella es bellísimo.

Araceli

Anónimo dijo...


Un cuento maravilloso Stellita!!
y con magnífica moraleja. Muchas gracias, felizmente que el Artista no dijo, "mejor la pinto mañana". aprovechó la oportunidad, y eso deberíamos tener presente, aprovechar las oportunidades que se nos presentan...¡maravilloso!

Muchas gracias

MARIA BEATRIZ VICENTELO CAYO

Anónimo dijo...

hermoso relato, bellisimo

GOYA

Seguidores

Sta Marta

Free Humming Bird MySpace Cursors at www.totallyfreecursors.com

L